¿Qué es el yoga?

Estándar

Yoga para hombres

Yogacharya Fernando Estevez Griego (Dharmachari Swami Maitreyananda) nació el 11 de
noviembre de 1956 en Montevideo, Uruguay; es uno de los mas reconocidos maestros de yoga del mundo.

Aquí vamos a publicar, una pregunta a la vez por día, la entrevista que Fernando hizo al Swami Swamii Maiittrreyananda.

Esta entrevista ha sido tomada de un libro gratuito que distribuye yogaintegral.biz

Ojalá les traiga más luz a su práctica.

Namasté,
Manuel Herrera

———————————
Pregunta: ¿Qué es el Yoga?
———————————

Sw. Maitreyananda:

EL YOGA ES EDUCACION ESPIRITUAL.
El Yoga es una ciencia, arte y filosofía de vida psicofísica-espiritual, que integra estos tres
planos de la existencia del ser humano entre sí y al individuo con el Universo, lo Supremo,
Dios o el Todo, mediante el SAMADHI o estado de plenitud existencial, felicidad, dicha.
La primera técnica enseñada en los Sutras, ha sido el viyoga o sea, la capacidad de separar lo
espiritual de la mente y el cuerpo. Nosotros somos lo que sentimos, porque lo espiritual de
nosotros y de algo es lo que se siente en un momento determinado, generando un estado
afectivo.
El Yoga enseña a desarrollar la inteligencia espiritual del ser humano, entendiéndola como
capacidad de adaptación afectiva, sentimental y anímica de un individuo a su entorno. Esta
capacidad de adaptación espiritual, permite al yogui sobrellevar sentimientos y situaciones que
a otras personas les resultarían insoportables.
El yogui, como cualquier practicante de Yoga, aprende a sentir. Comienza a entender y
aprender que él, no sólo es lo que piensa o cree (mente) o lo que a su vez, hace mediante
actos (cambios físicos del mismo cuerpo y de las cosas que lo rodean: acciones). El yogui,
comienza a entender que su espíritu es lo que él mismo siente. Y comienza a saber que es
más importante Ser que Tener. Es más importante ser médico, actor o profesor de Yoga, que
tener un título de médico, actor o profesor de Yoga. Es más importante ser feliz, que tener cara
de felicidad. Porque la felicidad nunca se tiene, siempre se logra cuando se es feliz. La libertad
es poder ser, porque el tener es siempre pasajero. Para ser uno mismo, uno debe aprender a
ser. Y para aprender a ser, uno debe comunicarse con su ser interior, con sus sentimientos,
pasiones y anhelos, con sus afectos y estados anímicos. Nuestro mundo afectivo es nuestro
espíritu.
Si decimos que la inteligencia espiritual del ser humano es la capacidad de adaptación afectiva,
sentimental y anímica de un individuo a su entorno, el Yoga como ninguna otra ciencia, nos
permite trabajar en la inteligencia afectiva (capacidad de entender y adaptarse a los
sentimientos y afectos de los otros), así como nos permite trabajar con la inteligencia
emocional (capacidad de entender y adaptar las emociones a nuestro ser).
La finalidad del Yoga, no es integrar psicofísica-espiritual al ser humano, la finalidad del Yoga
no sólo es la integración social y eto-ecológica del individuo, la finalidad del Yoga, hace 5000
años, es el Samadhi, esa experiencia de Plenitud existencial que nos integra con Dios, el
Universo o el Todo. Y esa experiencia sólo se logra con la educación espiritual y cuando
decimos educación espiritual, no nos referimos a educación religiosa ni a religiosidad. Ser
espiritual no significa ser religioso y ser religioso, no ciertamente significa ser espiritual. Nos
referimos a que el espíritu y la espiritualidad se pueden transitar desde el mismo arte; pocas
cosas son tan espirituales como el arte. El arte es la expresión del espíritu. El arte expresa
nuestros sentimientos. Si entendemos esta visión podemos comprender como una asana o
postura de Yoga, puede llegar a ser espiritual simplemente por la actitud (predisposición a un
acto).
El vocablo Yoga, significa integrar o atalajar. Integrarme a algo, atalajándolo. Colocar el atalaje
a los caballos de tiro para luego guiarlos y así integrarme a ellos y al carro. Yog viene de Yug.
Yug significa unir y Yog integrar. Por esta razón, se puede decir YOG o YOGA.

El término Yoga deriva etimológicamente de la raíz verbal YUJ que significa “unión dinámica”,
“integración”, “atalajar”, “atar junto”. Puede tener otras connotaciones como: “unión”,
“conjunción de estrellas”, “regla gramatical”, “esfuerzo”, “equipo”, “medios”, “magia”,
“agregado”, etc. Se relaciona con el vocablo inglés YOKE, el francés JOUG, el alemán JOCH,
el griego EUVOC, el latín IUGUM, el ruso IGO y el español YUGO.
El vocablo aparece por primera vez en la época Védica en el Taittiriya Upanishad como control
de los sentidos. Luego en el Maitrayani Upanishad, se exponen parte de las técnicas de Yoga.
La base de la filosofía del Yoga es Santosha: el contentamiento, estar contento con haber
nacido y tener la oportunidad de vivir. Al ver un vaso de agua por la mitad uno debe ser positivo
y decir “¡qué suerte, está la mitad lleno!” y no pensar negativamente que la mitad esta vacío.
Buscar lo que es necesario y no pensar tanto en lo deseable, o sea priorizar la necesidad por
sobre el deseo. El agua es necesaria, la Coca Cola es un deseo no necesario.

Los comentarios están cerrados.