Video y cuento: El yogui danzante

Vídeo

Un santón místico tenía una cita con Dios. Por el camino se encontró con otro místico que estaba meditando con la mayor seriedad. El santón, interrumpiendo los mantras del otro le propuso:

– ¿Voy a ver a la divinidad? ¿Quieres que le hable de ti? ¿Tienes algo que preguntarle?
– Pregúntale cuántas veces tendré que reencarnarme antes de encontrar la liberación -dijo el místico-. He vivido ya tres vidas.
Más lejos el santón se cruzó con un segundo místico, un yogui que danzaba en pleno éxtasis. Le hizo la misma propuesta.
El yogui absorbido por su danza, ignoró al santón. Éste volviendo a pensar en su anterior encuentro, le sugirió al yogui que le podía preguntar a la divinidad cuántas reencarnaciones le quedaban por vivir. El yogui ebrio de danzar, giró sobre sí mismo sonriendo.
A su regreso, algún tiempo más tarde, el santón se cruzó de nuevo con el yogui danzante. Le dijo:
– La divinidad me ha hablado. Todavía te quedan tantas vidas por vivir como hojas hay en el árbol que tienes a tu lado.
– ¡Qué maravilla! -exclamó el danzante-. ¡Eso nada más! Cuando pienso en el número de árboles que hay en el bosque vecino y en el número de bosques que existen en toda la Tierra, ello supone miles de mimllones de hojas. ¡Qué suerte la mía!.
Más tarde, el santón se volvió a encontrar con el primer místico. Éste febril, se acercó a él.
– La divinidad me ha dicho que te quedan tres vidas antes de alcanzar la liberación.
Al oir estas palabras el místico cayó en el desánimo:
– Es que no se va a acabar nunca esto -exclamó desesperado.

Los comentarios están cerrados.