Origen del Hatha Yoga

Estándar

Origen del Hatha Yoga
por Nelly Baez – Pablo Quinquela – Christian Chambord

Introducción al Yoga

Es muy difícil precisar el origen histórico del yoga, y existen diferentes opiniones al respecto. Algunos autores consideran que tiene una antigüedad de más de 5000 años, es decir que sería anterior a los Vedas, los libros más antiguos de la humanidad. Otros afirman que tiene su origen dentro del marco de los Vedas.

Digamos que el yoga, como actitud personal de búsqueda y desarrollo interno, es muy anterior a dichos textos.

Algunos autores sostienen que el yoga era conocido y practicado en la antigua civilización del Indo, que floreció en el tercer y segundo milenio a. C. Excavaciones arqueológicas realizadas entre el mar de Arabia y la cordillera del Himalaya así lo evidencian. Esta civilización del Indo pudo haberse agrupado en torno a dos ciudades: Mohenjo-Daro (en el sur) y Harappa (en el norte). En esta área se han descubierto numerosas figuras de personas practicando posturas yóguicas y de meditación, lo que demuestra que el yoga era conocido antes de la invasión de los Arios (pueblo guerrero que invadió la India hacia el 1500 a. c.).

La milenaria cultura del yoga debe su evolución a los sabios de la antigüedad. En esos tiempos, las enseñanzas eran reveladas secretamente de maestro a discípulo, en una cadena que ha llegado hasta nuestros tiempos. Con el paso del tiempo gran parte de las enseñanzas fueron transcriptas, pero otra parte permanece oculta y solamente se puede acceder a ellas través de un maestro.

En cuanto a los textos clásicos del yoga, encontramos primeramente a los Vedas. Mencionan el yoga por primera vez y aluden a conceptos básicos como la existencia del principio dinámico vayu (prana o energía) y su vinculación directa con la respiración. También hacen referencia a la existencia de los centros y canales psicoenergéticos (chakras y nadis respectivamente).

Los Upanishads -que son los comentarios sobre los Vedas- contienen la esencia de estos libros. Aquí el yoga comienza a adquirir una base sólida y una forma definida. El mensaje esencial de los Upanishads es el Ser (esencia de uno mismo sólo puede conocerse a través de la unión –yoga- y no por especulación). El Ser no puede realizarse fuera de uno mismo, sino en nuestro interior más profundo. Describen, sacando a la luz de forma amplia:

Energía o prana y sus implicancias
Los canales energéticos (nadis)
El concepto de kundalini (energía primordial que yace dormida en el área del perineo)
La meditación
El Karma Yoga (Yoga de la acción)
La concentración en el mantra AUM (OM)
La Yoga Cudamani Upanishad describe aspectos prácticos de la postura (asana), la regulación de la respiración (pranayama) y los centros psíquicos (chakras). Sin embargo, a pesar de que estos textos desarrollan una gran información, lo hacen de una forma desordenada y nunca sistemática. Su interés no es enseñar sino inspirar y sugerir.
Otros textos antiguos importantes que mencionan aspectos del yoga son, en orden histórico:

Mahabharata
Ramayana
Yoga Vashishtha

Posteriormente aparecieron los Yoga Sutras de Patanjali, quien sistematizó la práctica del Raja Yoga. Luego le siguieron los que describen en profundidad el

Hatha Yoga:
Goraksha Samhita
Hatha Pradipika
Gheranda Samhita

yoga para primcipiantes

Los comentarios están cerrados.