Reflexión del año nuevo desde el punto de vista de un yogui

Estándar

REFLEXION DE LA VISION DE YOGA SOBRE EL AÑO NUEVO

“(a) kshana tatkramayoh samyamâd vivekajam jñânam (III.52) [6]

Vyâsa comenta [7]: “Al igual que la última partícula de materia (dravya) es el átomo (paramanu), la última partícula de tiempo (kala) es el instante (kshana)”. A continuación proporciona una definición física de kshana identificándolo con el tiempo que tarda un paramanu en desplazarse de un punto a otro o, en otras palabras, en moverse a través del espacio una distancia igual al espacio que ocupa. El continuo flujo de estos kshanas no puede combinarse para formar un vastu. Lo que llamamos “horas” o “días” son combinaciones mentales. Entonces, el tiempo como tal (kala) no es algo real (vastushunya) sino que se fundamenta en los cambios mentales (buddhinirmana) y resultan conocidos mediante connotaciones verbales.

Sin embargo, el instante (kshana) en si mismo es algo real (vastu) constituyente de la secuencia (kramavalambin). La secuencia esta constituida por una sucesión ininterrumpida de instantes. Los yoguis, que conocen realmente la naturaleza del tiempo, llaman a esto “tiempo” (kala). Dos instantes (kshana) no pueden existir juntos porque entre dos instantes simultáneos no puede haber una secuencia. La secuencia surge cuando un nuevo instante sucede al precedente sin interrupción. El (instante) presente no contiene (instantes) pasados o futuros. En consecuencia, no puede haber una combinación entre ellos. La explicación de (la realidad) de los instantes pasados y futuros reside en la naturaleza del cambio. El mundo que existe en este preciso instante experimenta el cambio. Todos los dharmas se sobreponen en este kshana. Efectuando samyama en este instante y en la secuencia (de instantes), estos se manifiestan.

De esta forma, surge el conocimiento metafísico (vivekajam jnanam)….

Vyâsa comenta [14]: “La sucesión es básicamente un flujo incesante de momentos (kshana), y se reconoce como tal al finalizar una transformación”.

Del libro artículo TIEMPO EN LOS YOGAS SUTRAS por Klaus K. Klostermaier sobre el tiempo en los Yoga Sutras de Patanjali

Futuro y pasado son irreales. Son reflejos de los fenómenos de la memoria y el intelecto.

Esto me trae a la memoria un reportaje de Discovery Channel sobre un anciano que debido a un accidente o enfermedad solo podía recordar a lo más los últimos 15 minutos de su vida. Todos los días, varias veces al día, volvía a conocer (no reconocer) a su esposa como si fuera la primera vez que la veía: y siempre con alegría. Desde luego para su esposa era doloroso por sus propios recuerdos pero para él no. Tú lector, estarás de acuerdo conmigo que esto te deja reflexionando…

Año nuevo, año viejo son formaciones conceptuales de la memoria colectiva e individual. La mente dual requiere de esta estructura para definir y acomodar la historia.

¿Esto es bueno o malo? Bueno la pregunta en sí es tan dual que si surgió en tu mente querido lector es importante que te preguntes que es para tí este instante.

Sin embargo el sabio y amoroso maestro Thich Nhat Hanh comenta que todo inicio de crecimiento espiritual comienza con una mente dual y esto es sano, así es que una vez más el universo no se equivoca: todo esta bien.

Que tu sucesión infinita de instantes, la de todos los seres sintientes y la mía, sean un perpetuo y feliz año nuevo.

Namasté,
Manuel Herrera

 

tiempo y yoga

Los comentarios están cerrados.