SABIAS QUE… KARMA YOGA

Estándar

KARMA YOGA

El yoga de la acción desinteresada

Concepto.

El término karma (o karman), derivado de la raiz kri (“hacer”, “fabricar”) tiene muchos
significados. Puede indicar “acción”, “trabajo”, “producto”, efecto”, etc. El Karma Yoga
se traduce literalmente como el yoga de la acción. Pero aquí el término karma apunta
a un tipo de acción específica. Concretamente, denota una actitud interna hacia la
acción, que en sí misma constituye una forma de acción.

El Bhagavad Gîtâ, la escritura mas antigua sobre el Karma Yoga, explica esta actitud:

“Por eso, liberado de todo apego,
realiza siempre la acción que tienes que realizar (kârya),
pues actuando sin ningún apego
el hombre alcanza lo Supremo” (3.19)

El Karma Yoga es el arte y ciencia de la acción e intención responsables, de
concienciarse kármicamente. Su propósito inmediato es impedir la acumulación de
efectos kármicos desfavorables e invertir los efectos del karma existente.

El karma yogui.

El Karma Yoga busca influenciar el destino de forma positiva. La enseñanza mas
importante de esta vía es la acción completamente altruísta, sin apego y con
integridad. Propone realizar los deberes y los actos sin apego a los frutos de la acción.
Servir a todos desinteresadamente. El deber cumplido sin interés, sin egoísmo, sin
apego.

En consecuencia, el yogui kármico esta orientado hacia la acción y se siente atraido
por el mundo de lo humano. Puede transformar su acción en el mundo en un camino
espiritual dedicando sus actos a Dios y omitiendo los frutos de su acción. Los
practicantes del Karma Yoga creen que todas las acciones —físicas, de palabra o de
pensamiento— tienen consecuencias en un futuro mas o menos cercano y de las
cuales debemos asumir toda responsabilidad.

Esta rama del yoga va disolviendo el ego. El karma yogui, actúa por solidaridad pero
sin protagonismo. Es el amor permanente a todos y a todo sin esperar nada a cambio.
Según la ley del karma, todo acto tiene su reflejo, su consecuencia. Actúa sobre la
emotividad y controla la actividad.

Es una orientación conveniente para quienes poseen una naturaleza activa, para
aquéllos que desean trabajar para la manifestación del Reino del Cielo en la Tierra. El
empeño principal de la práctica es la renuncia a los frutos de la acción. Es decir, las
actividades se emprenden por razón de si mismas, los resultados se ofrecen a Dios.

Las actividades se suponen para beneficio de un bien mayor, sin preocuparse del
beneficio personal.

La ventaja del Karma Yoga es que transforma la actividad egoísta, la acción basada
en un objetivo que se traduce en karma, en acción generosa, libre del ego, que no
produce ningún karma. Además, el Karma Yoga es conveniente para todos. Como
señala Shri Krishna en el Bhagavad-Gîtâ, “nadie esta libre de la acción ni siquiera un
momento”. La vida en un cuerpo se basa en la acción, e incluso el ermitaño mas
aislado se halla constantemente envuelto en alguna forma de actividad, no importa
cuan sutil sea. Está clara la ventaja del Karma Yoga para la ocupada persona de hoy,
cuyas responsabilidades exceden ciertamente las del ermitaño

FUENTE: http://www.abserver.es/yogadarshana/ramakarma.pdf

Los comentarios están cerrados.