SABIAS QUE… MANTRA OH NAMAH SHIVAYA

Vídeo

Se cree que Shiva es el dios del bienestar.

También se le considera el dios de la destrucción.

Pero al abrir su tercer ojo y arrasar el mundo, su nombre cambia. Entonces se le llama Shankara.
Puesto que Shiva es el Dios de la inocencia, resulta muy fácil complacerle.
Su Mantra también es breve. Se …dice que mientras más breve es el Mantra, mayores son los beneficios.

Éste calma la mente de un modo rápido y destruye igualmente el deseo.

Da origen con prontitud al desapego hacia los objetos mundanos y otorga la sabiduría. Ofrece con mucha celeridad deleite y felicidad.

Acaba al instante con los karmas anteriores.

Da rápidamente vitalidad, valor y compasión.

De la sagrada trinidad, Brahma, Vishnu y Mahesha, Shiva es el más poderoso y el conocedor de lo divino.
Dado que es inocente, el enojo se enciende inesperadamente en él.
Aquellos que anhelan el bienestar propio y el de sus hijos deben meditar en este Mantra.
Según los antiguos sabios de la India, una vida completa sólo puede considerarse tal cuando está llena de verdad, bondad y belleza.
En sánscrito, los nombres para estas tres virtudes son Sattyam, Sivam y Sundaram.
De las tres, la bondad tiene primacía. Si algo no es bueno, jamás será bello. Y si no es ni bueno ni bello, ¿cómo puede ser verdadero?
Por lo tanto, el Mantra de Shiva nos lleva al fin supremo de la vida, al ofrecer sólo lo mejor.
Al repetir este Mantra con una actitud interna correcta, ocurre un cambio químico en el cuerpo.
Lentamente, el mundo interno es iluminado por la Luz Divina. En pocos días es probable que se experimenten extraordinarias visiones.
Cuando el Mantra toma fuerza, la persona automáticamente se sumerge en él.
El Shiva Mantra conduce hasta un punto azul que representa la última etapa de la conciencia humana.
Más allá está la gloria eterna y la armonía perpetua.
Entre los Shivaítas de la India el punto azul o Nil Bindú es indicador de que la fuerza de Kundalini ha sido despertada.

Esta es la meta final.

En el sentido más puro representa a DIOS sin importar la religión.

Es un mantra muy poderoso.

Al cantarlo puede que la realidad se transforme abruptamente y por tanto parezca caos, pero para la mente con fe este sólo es un proceso de transformación para dar paso
a una nueva y mejor realidad basada en la pureza de la intención beningna de DIOS.

Solo recitarlo con MENTE PURA y AMOROSA.

Om Namah Shivaya

Los comentarios están cerrados.