CARTA BREVE PARA QUIEN HA PERDIDO UN HIJO O UN SER QUERIDO…

Vídeo

CARTA BREVE PARA QUIEN HA PERDIDO UN HIJO O UN SER QUERIDO…

Esta carta fue escrita por el doctor en psicología por Harvard y guía espiritual Ram Dass a unos padres cuya hija pequeña fue asesinada. Según su propio testimonio, estas palabras les ayudaron a ver luz en medio de su agonía. Ojalá sea útil:

Querido Steve y Anita,

Rachel ha concluido su trabajo en la tierra, y dejó el escenario de la vida de una manera tal que
que nos deja detrás suyo con un grito de agonía en nuestros corazones mientras
el frágil hilo de nuestra fe se sacude de manera violenta. ¿Acaso alguien puede decir que es lo suficientemente fuerte
para permanecer consciente a través de una tan dolorosa enseñanza como la que ustedes están recibiendo?
Probablemente muy pocos. E incluso tendrían solo un susurro de ecuanimidad y
paz en medio de las trompetas de su rabia, dolor, horror y desolación.

No puedo calmar su dolor con cualquier palabra, ni debería intentarlo. Para su sufrimiento está
el legado de Rachel a ustedes. No es que ella o yo quisieramos inflingirles dolor por elección propia,
pero dicho dolor ahí está y debe quemar su agonizante camino de purificación hasta su consumación.
Algo en ustedes muere cuando están soportando lo insoportable, y solamente en esa
noche oscura del alma es que ustedes son preparados para ver como Dios ve y amar
como Dios ama.

Ahora es el momento de dejar que su dolor se exprese. Sin falsas fortalezas.
Ahora es el momento de sentarse en silencio y hablar con Rachel, y darle las gracias por haber estado
con ustedes estos pocos años y anímarla a continuar con su misión cualquiera que esta sea,
sabiendo que ustedes crecerán en compasión y sabiduría de esta experiencia.
En mi corazón sé que ustedes y ella se reunirán de nuevo una y otra vez, y
reconocerán las muchas maneras en que se llegaron a conocer los unos a los otros. Y cuando ustedes se reencuentren
sabrán en un instante lo que en esta prueba no se les ha dado conocer: ¿Por qué tuvo que ser en la forma en que fue?

Nuestra mente racional nunca podrá comprender lo que ha sucedido, pero nuestros corazones
– si podemos mantenerlos abiertos a Dios – encontrarán intuitivamente su propia manera de comprenderlo.
Rachel llegó a través de ustedes para cumplir su misión en la tierra, que incluyó su forma de
morir. Ahora su alma es libre, y el amor que ustedes pueden compartir con ella en su nuevo plano es
invulnerable a los vientos y cambios del tiempo y el espacio. Y en ese profundo amor,
incluyanme también.

En el amor,

Ram Dass

(

Traducción: Manuel Herrera http://www.intelred.com.mx/comunidades/jmherrera

Original tomado de: http://www.ramdasstapes.org/rachels%20letter.htm

Comentarios: comunidades@intelred.com.mx

)

Testimonio en video los papás de Rachel:


————————————————————————————————————–

ram dass

ram dass

Original en inglés

Dear Steve and Anita,

Rachel finished her work on earth, and left the stage in a manner that

leaves those of us left behind with a cry of agony in our hearts, as the

fragile thread of our faith is dealt with so violently. Is anyone strong

enough to stay conscious through such teaching as you are receiving?

Probably very few. And even they would only have a whisper of equanimity and

peace amidst the screaming trumpets of their rage, grief, horror and

desolation.

I can’t assuage your pain with any words, nor should I. For your pain is

Rachel’s legacy to you. Not that she or I would inflict such pain by choice,

but there it is. And it must burn its purifying way to completion. For

something in you dies when you bear the unbearable, and it is only in that

dark night of the soul that you are prepared to see as God sees, and to love

as God loves.

Now is the time to let your grief find expression. No false strength.

Now is the time to sit quietly and speak to Rachel, and thank her for being

with you these few years, and encourage her to go on with whatever her work

is, knowing that you will grow in compassion and wisdom from this experience.

In my heart, I know that you and she will meet again and again, and

recognize the many ways in which you have known each other. And when you

meet you will know, in a flash, what now it is not given to you to know: Why

this had to be the way it was.

Our rational minds can never understand what has happened, but our hearts

– if we can keep them open to God – will find their own intuitive way.

Rachel came through you to do her work on earth, which includes her manner of

death. Now her soul is free, and the love that you can share with her is

invulnerable to the winds of changing time and space. In that deep love,

include me.

In love,

Ram Dass

Los comentarios están cerrados.