Bhagavad-gita Capítulo 4

Estándar

“Se contenta con cualquier cosa que el destino le depara, pues está más allá de la dualidad de este mundo.

Se muestra íntegro tanto en el éxito como en el fracaso, sin ningún síntoma de celos.

Sus acciones no le atan. Esto es liberación.

Su mente ha encontrado paz en la sabiduría y está libre de toda atadura, sus obras son actos de amor devocional.

Las acciones de un hombre así son puras.

Quien ve a Dios en todo lo que hace, en verdad llega a Dios. A Dios dirige su adoración.

Hay yoguis que ofrecen sus sacrificios a los dioses, pero no hay más alto sacrificio en este mundo, que aquél que ofrece su propia alma para ser consumida en el fuego de Dios.

Sólo el hombre de fe es el que alcanza el Conocimiento, pues vive en armonía y su fe es su vida.

Quien recibe el Conocimiento y practica este Yoga Supremo, pronto alcanza la paz suprema. Pero el hombre que vive en la duda, careciendo de fe y de Conocimiento, está perdido, pues su mente está confusa.

El hombre que vive en la duda no encontrará gozo ni en este mundo ni en el que haya de venir. Aquél que cuida con amor su experiencia interior, que hace que sus acciones sean puras por la práctica del Yoga, y que mediante el Conocimiento destruye sus dudas, estará siempre libre de las ataduras que crean la acción egoísta.”

Bhagavad-gita Capítulo 4 yoga primordial

Bhagavad-gita Capítulo 4 yoga primordial

Los comentarios están cerrados.